¿Por qué hay que emprender antes de los 30?

Escrito a las 7:36 am

P38_joven_emprendedorMuchos pensaréis que es una exageración y que, a la hora de emprender, cualquier edad es buena. Yo no lo creo. El espíritu emprendedor es algo que se ha de tener, y por mucho que se intente desarrollar, si no se cuenta con él desde siempre, no va a surgir como por arte de magia.

Muchos de los emprendedores que están surgiendo hoy en día lo hacen por necesidad y no por vocación, como revela el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor). Es verdad que la necesidad agudiza el ingenio, pero  no es lo único que se necesita para convertirse en emprendedor, y menos en empresario –como ya dije en mi primer post De emprendedor a empresario: los 4 registros.

Por eso, si la idea de convertirte en tu propio jefe está rondando por tu cabeza, lo mejor es hacerlo cuanto antes. Ser joven tiene ventajas a las que podrás sacar partido.

Energía para emprender

Con una idea y unos objetivos claros, tener entre veinte y treinta años es, sin lugar a dudas, una gran ventaja, al contar con la energía, las ganas y la pasión que requiere poner en marcha un proyecto de empresa.

Por mi propia experiencia, sé que es cuando más vitalidad se tiene para centrarse y desarrollar un objetivo profesional. Eso no implica que uno deje de formarse. Pero tras terminar los estudios universitarios o la formación profesional que sea, se plantea una pregunta clave: ¿trabajar para otros o para uno mismo?

Si tienes clara la respuesta, no esperes más. Es el momento adecuado para lanzarse a poner en marcha una compañía.

Además, si has compaginado los estudios con el mundo laboral ya contarás con algunos contactos que te ayudarán a empezar y una experiencia –por breve que sea– que te avale dentro de tu sector, que te habrá servido para comprender qué quieres hacer y, sobre todo, cómo lo quieres llevar a cabo.

Capacidad para aprender

Nunca es tarde para aprender cosas nuevas, pero cuanto más joven eres más capacidad para retener información y conocimiento tienes. Y la mejor universidad es la vida.

Cuando decidí crear el Grupo Secuoya tenía veintiocho años. A esa edad, mientras otras personas de mi generación continuaban cursando masters, postgrados y todo tipo de programas para prepararse para el mundo laboral, yo había tenido la mejor formación posible: la experiencia en una empresa.

Por supuesto, no era experto en todos los terrenos, pero me fui informando y formando según se presentaban oportunidades y necesidades. Y cuanto más joven eres, más fácil es aprender al mismo tiempo que vas construyendo el camino.

Volver a empezar

Todos lo sabemos: no es lo mismo cometer un error cuando tienes veinticinco años que cuando tienes cincuenta. Un fracaso a esa edad es más fácil de olvidar y que lo olviden. Volver a empezar desde cero y reinventarse es mucho más sencillo cuanto más joven eres. Si te equivocas cuando estás empezando tu carrera profesional, te podrás sobreponer a los errores y continuar en el mismo sector o en otro. Tendrás toda la vida por delante para decidir qué quieres hacer.

Además, en el mundo de la empresa, por mucho que se quieran controlar todas las variables, muchas veces se avanza aplicando la fórmula prueba-error. Cuanto antes fracases, antes verás en qué te has equivocado y podrás seguir adelante y alcanzar el éxito.

 Imagen: chanpipat / FreeDigitalPhotos.net



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio