Juventud, divino tesoro… o no, a la hora de emprender

Escrito a las 8:37 am

P45_joven_emprendedorEl otro día os argumentaba las razones por las que hay que emprender antes de los 30, y me reafirmo en ellas. Sin embargo, no voy a pecar de ingenuo: ser joven y más a la hora de poner en marcha tu propia compañía puede acarrear ciertos hándicaps. No todo va a ser un camino de rosas, y la edad puede constituir un obstáculo que tendrás que contrarrestar con otros argumentos.

Cuando fundé el Grupo Secuoya, todo el equipo estaba formado por gente joven. Por ello en el sector éramos “los chicos nuevos”, y nuestra juventud, que no hay que confundir con falta de experiencia, era uno de los argumentos que utilizaba la competencia para intentar desacreditarnos.

Como a nosotros, te va a costar que te abran ciertas puertas para poder presentar tu empresa, servicios y productos, pero una vez que lo logres y cruces el umbral del despacho de tu futuro cliente, tienes que acabar con los estereotipos de la edad.

Profesionalidad y no amiguismos

Un cliente es un cliente y no un amigo. Tenlo claro desde el principio. Y más cuando la persona con la que te vas a sentar te saca como mínimo unos 20 años. Te verá más como su hijo que como un amigo. Y todos sabemos que los padres tienen confianza ciega en su descendencia pero también que, por lo general, piensan que aún no está preparada para ciertas cosas.

Por eso, las reuniones de trabajo son para trabajar, no para desarrollar una relación más allá de lo estrictamente profesional –si tienen que llegar, esos vínculos llegarán–. Y las relaciones de trabajo se hacen en salas de reuniones y despachos, no alternando por la noche.

En el Grupo Secuoya nunca no hemos ido de copas con los clientes para cerrar un negocio. Estos se sellan en los despachos, porque lo que se dice de madrugada puede no tener ninguna validez a la mañana siguiente.

Habla de tus servicios y tus logros profesionales

En la misma línea con lo anterior, desde el primer momento que te reúnes con un potencial cliente tienes que crear una buena impresión. Y no sólo yendo correctamente vestido, sino transmitiendo que eres el mejor profesional que pueden contratar para prestar el servicio o proveer del producto que necesiten.

Habla de tu servicio o producto, de sus ventajas, de sus beneficios y puntos fuertes. Pero también de lo que has conseguido en el sector. No eres un novato, sabes lo que estás haciendo y eso lo tienes transmitir.

Ser joven no significa ser un principiante, y eso lo tienes que dejar claro desde el primer momento.

Todo bajo control

Si bien tu trayectoria, experiencia, éxitos anteriores y tu nueva propuesta tienen que hablar por ti, no vivimos en una burbuja. Existen muchos aspectos que condicionan un negocio –desde aspectos legales hasta medioambientales, pasando por lo que está haciendo la competencia– y todo lo tienes que tener bajo control. Bajo control no quiere decir, evidentemente, que puedas modularlo a discreción, porque entonces serías omnipotente, pero sí que cuentes con la información necesaria y la emplees para tomar decisiones.

Una pregunta de un cliente sobre un cambio en la estrategia de la competencia o sobre una nueva regulación que está preparando el Gobierno no puede pillarte desprevenido. Debes estar enterado de todo, y por supuesto, tener una respuesta argumentada para cualquier cuestión que pueda afectar a tu negocio o al de tu cliente, por muy lateral que sea.

Foto de smarnad / FreeDigitalPhotos.net



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio