Los peligros de la construcción para los emprendedores

Escrito a las 10:08 am

P50_emprendedores_financiacion_peligros_construccionEl hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. En España, más que una piedra, con lo que topamos es con el ladrillo. He estado leyendo con atención, y también con preocupación, las últimas noticias que apuntan a la recuperación del sector de la construcción, con todo lo que ello implica. Además de los efectos positivos –no voy a negar el número de empleos que se generarían–, las consecuencias de volver a más de lo mismo pueden ser desastrosas, sobre todo para los emprendedores.

Aún recuerdo las trabas con las que me encontré para conseguir la financiación que necesitaba para convertirme en socio de la joint venture entre Antena 3 y VAV. Era el momento de la construcción y los bancos no entendían más que de ladrillo. Y eso es algo que se podría volver a repetir.

Financiación, ¿qué financiación?

Tras el “pinchazo” de la burbuja inmobiliaria, la atención de las fuentes de financiación se centró en el resto de sectores productivos de la economía española. Pero, si la fiebre por el ladrillo vuelve, ¿adónde irá a parar ahora la inversión y los créditos bancarios?

Por mucho que se hable de la apertura del grifo crediticio y del repunte del capital riesgo, ambos están aún más en stand by que en un momento álgido de inversión. La conclusión lógica es que el mismo dinero, que no más, habrá que repartirlo entre más actores y las fuentes de financiación clásicas ven, además, en la construcción un riesgo menor –aunque ha quedado más que demostrado que no es así, y para ello están los datos de morosidad de este sector-. ¿Quién sale perdiendo?

Si hoy en día es difícil convencer a bancos e inversores para que confíen en un proyecto empresarial, si la construcción resurge con toda su fuerza, buenos emprendedores no encontrarán el apoyo, ni público ni privado, para poner en marcha y hacer crecer sus compañías.

Empleo, ¿de calidad?

Según la ministra de Fomento, Ana Pastor, la recuperación del sector de la construcción supondría la creación de 1,2 millones de empleos. A finales de 2013 el número de jóvenes que habían decidido emigrar por falta de oportunidades laborales superaba los 700.000. ¿Van a regresar todos estos para trabajar en la construcción? No lo creo.

Durante años las políticas públicas han estado encaminadas a fomentar que los jóvenes se formen, a animarles a desarrollar sus carreras profesionales y proyectos empresariales, pero todo se quedará en papel mojado.

Con la vuelva al ladrillo, lo único que encontrarán aquellos que han formado parte de la llamada “fuga de talentos” será trabajo de baja cualificación.

Nuevo modelo productivo

Desde que comenzó la crisis no hemos parado de oír que España necesita un nuevo modelo productivo. Frases como “reindustrializar” el país o fomentar una cultura de la innovación han estado en boca de los políticos, del signo que sean, durante los últimos años.

Todo ello se quedará en el olvido si volvemos a más de lo mismo. Podrán vendernos la recuperación de la construcción de la manera más imaginativa posible, pero si se centran las apuestas, públicas y privadas, en este sector, el “nuevo modelo productivo” será lo viejo vestido con un nuevo traje.

Los emprendedores que quieran cambiar modelos de negocio, revolucionar sectores o solucionar problemas de forma creativa, sólo encontrarán su espacio si se centran en el ladrillo. Olvidémonos de la investigación médica, innovaciones tecnológicas que nos faciliten la vida o nuevos productos que impliquen imaginación y esfuerzo.

Si queremos convertirnos en la “China de Europa”, como tantas voces han advertido, éste es el camino.

Con todo ello, no quiero decir que el sector no tenga que salir del fango en el que se encuentra desde 2008. Pero, si utilizamos la lógica, no podemos volver a centrarnos únicamente en un sector que depende de un único recurso: el suelo.

Foto: renjith krishnan at FreeDigitalPhotos.net



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio