Tres habilidades que aprender de un entrenador deportivo

Escrito a las 8:20 am

P53_entrenador_emprendedor_directivoHace unas semanas se celebró el Mundial de Baloncesto en mi tierra, Granada. El resultado de España no fue el esperado, pero para llegar a ser el gran equipo que son hoy, el papel del seleccionador y entrenador, José Antonio Orenga, es fundamental.

Al igual que del fútbol, como ya expuse en el post Fútbol y emprendedor: dos mundos de los que hay que aprender, del baloncesto se pueden extraer importantes lecciones aplicables al mundo empresarial. Cualquier líder de una organización empresarial debería aprender y desarrollar las habilidades que poseen los mejores entrenadores del mundo.

  1. Ser un ejemplo

Motivar al equipo es una de las principales funciones de cualquier entrenador y también de cualquier responsable empresarial. Para ello, no sólo valen las palabras, lo que se hace a diario cuenta aún más.

Ya lo dice el dicho popular: “una imagen vale más que mil palabras”. Creo firmemente en esta afirmación, y no sólo porque sea presidente de un grupo audiovisual, sino porque la manera en la que nos comportamos dice mucho más de nosotros que lo que decimos.

  1. Escuchar

Los jugadores, y miembros de cualquier equipo, deben escuchar las indicaciones del entrador, pero también al revés.

Si un jugador no se siente cómodo en la cancha, no rendirá al máximo de su capacidad. El entrenador debe saberlo y conocer las razones para poder arreglarlo.

Del mismo modo, un director general no podrá solucionar problemas si no sabe qué le está pasando a cualquier miembro de su equipo, si no escucha sugerencias y quejas de estos.

Desarrollar la habilidad de escuchar es fundamental para cualquier responsable de una compañía, es el único modo de saber cómo está evolucionando en su empresa y cómo mejorar o conseguir los resultados que se marcan.

  1. Coeficiente de fracaso

Uno de los indicadores más importantes para cualquier deportista, practique la modalidad que sea, es el coeficiente de fracaso. Y suele ser alto. Un buen lanzador de triples falla 6 de cada 10 intentos, y es un buen registro.

Los jugadores tienen que desarrollar una memoria corta para sobreponerse al fracaso, de lo contrario volverán a fallar en el siguiente intento. Para el entrenador, el fracaso llega cuando el equipo no consigue los objetivos marcados, y es su obligación levantarse el primero después de haber sido derrotado.

Los líderes empresariales también tienen coeficientes de fracaso altos –piensa cuántos intentos tuvo que realizar Thomas Edison antes de inventar la bombilla–, y deben desarrollar la resistencia necesaria para no dejarse llevar por el pesimismo y crecerse ante las adversidades.

Foto sippakorn at FreeDigitalPhotos.net



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio